26. abril, 2020Noticias Sin comentarios

Con el  triduo a nuestro Padre Jesús de Medinaceli (4 al 7 de febrero) dio comienzo este tiempo cuaresmal que nos llevaría vivir con gozo el día pascual. Don Alberto Domínguez fue el encargado de presidir y predicar el triduo que nos preparaba para su día, el primer viernes del mes de marzo, como marca la tradición. El día 5 se bendijo una nueva corona de espinas donada a la imagen de Jesús de Medinaceli  por un devoto. Por su parte, Don Julián Martín presidió la función en su honor, que estuvo acompañada por el Coro Jubilar y una gran número de fieles que llenaron  el templo parroquial; y el Vía Crucis que recorrió la calles de Herencia, en el que se fue rezando la estaciones del pasado año en el Vaticano y en el que se recordaba al drama de los emigrantes obligados a salir de su tierra buscando la libertad o la paz. Sería los únicos actos de cuaresma que se realizarían completamente

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario