Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
     
9. octubre, 2015Noticias Sin comentarios

 

El pasado domingo día 4 de octubre, festividad de San Francisco de Asís, tuvo lugar la convivencia de inicio del curso pastoral 2015-2016 en la Casa de Espiritualidad de Herencia. Convocados catequistas,  animadores de la fe de los jóvenes y demás grupos parroquiales una treintena de personas respondieron a la convocatoria.

El pasado domingo día 4 de octubre, festividad de San Francisco de Asís, tuvo lugar la convivencia de inicio del curso pastoral 2015-2016 en la Casa de Espiritualidad de Herencia. Convocados catequistas,  animadores de la fe de los jóvenes y demás grupos parroquiales una treintena de personas respondieron a la convocatoria.

La tarde comenzó con una oración que recordaba el canto de las criaturas de San Francisco y la oración por la creación del Papa Francisco; una oración que supo a ecología y creación, a progreso y compromiso. A continuación  los asistentes participaron en la charla de formación sobre la encíclica del papa Francisco “Laudato si” que impartió Don Manuel Pérez Tendero, párroco de la Parroquia de Santiago Apóstol de Ciudad Real, delegado episcopal de la pastoral universitaria y profesor en el Seminario Diocesano y en la escuela de Teología. Don Manuel, después de hacer un breve recorrido por las tres encíclicas del Papa Francisco para mostrar el nexo de unión entre ellas, pasó a dar unos puntos de comprensión sobre la última encíclica que habla de la ecología y el desarrollo de la tierra del que tenemos que responder a Dios.

Después de compartir un café y de un enriquecedor trabajo por grupos, los participantes marcharon a la parroquia donde tuvo lugar la misa de Envío. Allí los catequistas expresaron ante la comunidad su compromiso de evangelizar a los niños y jóvenes de nuestro pueblo en nombre de la Iglesia. Dos gestos envolvieron la celebración; la entrega de la luz a cada uno de los catequistas tomada del cirio pascual y la entrega de la Palabra de Dios que les iba a acompañar en su tarea catequética.

Por último, se homenajeó a Silvia Ruiz, una catequista que se jubila este año después de más de 26 años entregada a la catequesis. Gracias Silvia por tu trabajo y entrega.

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario