Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
     

A la una en punto del mediodía el paso de la Inmaculada cruzaba el dintel de su Parroquia para reencontrarse, un invierno más, con todo el pueblo de Herencia. El Sol relucía justo al punto que la cuadrilla de anderos pisaba la calle a los sones de “Encarnación Coronada” en una salida complicada. Mientras,  el numeroso público aguantaba hierático durante las casi dos horas y media el trayecto procesional.

El paso, portado a hombros por primera vez gracias a la colaboración de la hermandad de “El Santo”, recorrió  las calles manchegas en las que la imagen estuvo acompañada  de representantes eclesiales y de todas y cada una de las Hermandades de Penitencia y Gloria de la localidad.

El trayecto, proseguido de numerosos gestos populares de orgullo hacia la Inmaculada por parte de los fieles, tuvo su culmen y momento de emoción más contenida a las puertas del Convento de la Merced, donde al tiempo que la multitud cantaba la Salve, las dos devociones marianas más importantes del rincón manchego se reencontraban de nuevo cara a cara.

Comentarios
Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario