5. noviembre, 2020Noticias Sin comentarios

El 17 de septiembre comenzaron unas obras inesperadas de mejora en la parte del aseo que está en el pasillo de acceso a la sacristía. Desde hacía un tiempo los azulejos del aseo se estaban desprendiendo, además se percibía un  mal olor en el lugar. Llamados unos expertos se dieron cuenta que había mucha humedad en las paredes del servicio y en los bajos del pasillo. Para saber de dónde venía este problema se picó el suelo del cuarto de baño descubriendo que la tubería de desagüe estaba rota, con una gran grieta, y por ahí , durante años ha estado saliendo las aguas que empapaban las paredes. Esto ha obligado a hacer un nuevo cuarto de baño, ya sin desnivel y con acceso y elementos para minusválidos. Aprovechando las obras se han picado las paredes del pasillo quitando todas las humedades y se ha construido un expositor para el hueco que había en el armario.  Una obra que estaba previsto fuera leve se ha ido complicando con la aparición de las humedades.

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario