29. enero, 2020Noticias Sin comentarios

Un año más se ha embellecido noblemente el Templo Parroquial  para estos días de Navidad gracias al trabajo realizado por Rafael Garrigos y Mercedes Carnero con su gusto en la ornamentación floral. Rafael puso en pie su creatividad para que se realizara un precioso retablo navideño con las imágenes  de San José y  de Nuestra Señora de la Encarnación trasladados de sus respectivas ermitas el pasado 22 de diciembre.  Un auténtico tesoro del patrimonio religioso  de Herencia. Unos visitantes comentaron que solo en la zona de Valencia se pueden ver altares de este tamaño y esta categoría, formando por imágenes del principio del siglo XVIII.  A los pies del Niño estaban colocadas las ofrendas que representan al pueblo; los membrillos, las granadas, las nueces, las castañas…. Un precioso retablo navideño que ha recibido el reconocimiento de todos los que lo han visitado. Rafael Garrigos y la colaboración de las hermandades de la Inmaculada, de San José  de la Encarnación y de Jesús de Medinaceli  lo han hecho posible.

El templo parroquial también  estuvo bellamente vestido con flores y adornos navideños que jugaban con el  rojo y dorado. El altar, en su conjunto,  resultaba una preciosa postal navideña y de fe que nos ha acompañado a lo largo de este tiempo litúrgico.

Este año el papa Francisco nos invitó  a sacar los belenes a la calle, y a los espacios públicos, por este motivo, en el portalillo de la puerta principal del Templo Parroquial se colocó, con extremada dulzura, el nacimiento de la Parroquia, con una invitación clara”a sentarse y contemplar “. Un grupo de catequistas también colocaron, en el exterior del templo, unos lienzos que representaban los misterios de la Navidad.

Una puesta en escena que gusto mucho a los fieles que visitaron el Templo Parroquial.

 

 

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario