6. agosto, 2021Noticias Sin comentarios

Cada 31 de mayo la Iglesia celebra la Fiesta de la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel, y con este mensaje de caridad de la Madre de Dios se concluye el mes mariano.   

Para nosotros, como hermandad de la Inmaculada Concepción, este pasado 31 de mayo suponía un volver a comenzar. Deseábamos y queríamos que este 31 de mayo fuera la apertura definitiva de un año que nos llevará a la coronación pontificia y definitiva de nuestra Madre y Patrona.                       

Este ponerse en marcha lo hicimos con un gesto muy muy importante: Con el gesto de quitarle la Corona que hasta ahora llevaba puesta y poner en su lugar una diadema floral, significando un gesto de espera. La Virgen espera su corona, la que este pueblo le ha regalado, la que no se pudo coronar por la triste experiencia de la pandemia que nos asoló. Con la confianza puesta en este momento de normalidad, volvemos a poner en el horizonte la Coronación de Nuestra Madre. Es verdad, que todavía no hay día, todo depende de la normativa y del ritmo de caída de la curva del virus. Nosotros deseamos que sea en mayo del 2022.     

La celebración fue concelebrada por nuestros párrocos Don Julián y Don Alberto y acompañada por el grupo de acólitos;  uno de sus momentos centrales fue cuando unos niños y niñas de la hermandad de la Inmaculada presentaron la diadema floral que más tarde se le impondría a la Virgen a la espera de su coronación definitiva. La diadema de flores de talco ha sido elaborada por el orfebre José Manuel Vega, colaborador habitual en nuestra parroquia.      

Terminada la celebración eucaristica, llegó el momento más importante: la coronación de la imagen con una diadema,  quien en nombre de toda la comunidad parroquial y de todo el pueblo hacia Don Julián Martín, respondiendo a este gesto  los asistentes que llenaban el templo con un fuerte y largo aplauso mientras en el órgano parroquial sonaba el Himno de España. Terminó el acto con un viva a la Inmaculada y un viva a su patronazgo que fue respondiendo con otro fuerte aplauso. Desde ahora comienza el camino de la coronación de la Virgen.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario