26. abril, 2020Noticias Sin comentarios

El pasado martes 25 de febrero, en el Día del Ofertorio y durante la misa de ánimas, se homenajeo al que durante toda su vida, desde su niñez, fue sacristán de la Parroquia de la Inmaculada Concepción. La hermandad de ánimas quiso agradecer a Eugenio Díaz-Pavón  no tanto los años entregados a la Parroquia, sino por  todo su saber en las costumbres y vivencias de lo religioso y en la Parroquia; sus experiencias le llevaron a colaborar activamente en el libro que ese escribió sobre la Inmaculada Concepción y en la recuperación de la vivencia del Carnaval de Animas, esto es lo que le han hecho merecer este reconocimiento público con la entrega de la cruz de San Juan y una inscripción relativa a la animas en su interior. El templo, que en ese momento se encontraba lleno de fieles, respondió con un fuerte aplauso.

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario