31. enero, 2014Noticias Sin comentarios

presnetacion

Fiesta de la luz (Cfr. Lc 2,30-32), tiene su origen en Oriente con el nombre de “Ipapante”, es decir, “Encuentro”. En el Siglo VI se extiende por Occidente con desarrollos propios: en Roma con carácter más penitencial y en Galia con la solemne bendición y procesión de las candelas, popularmente conocida por la “candelaria”. Al respecto se tiene que recordar la interesante interpretación simbólica de San Ivo de Chartres y de San Anselmo: la cera (obra de la abeja virgen) es la carne virginal de Cristo, que al nacer no ha manchado la integridad de la Madre; la mecha, que está dentro de la cera, es el alma humana de Cristo; mientras que la llama que brilla en la parte superior, significa la divinidad de Cristo.

La presentación del Señor cierra las celebraciones natalicias y con la ofrenda de la Virgen María y la profecía de Simeón (Lc 2,33-35) se abre el camino hacia la Pascua.

La valoración de elementos presentes en la narración evangélica de la fiesta de la Presentación del Señor como son: la obediencia de José y de María a la ley del Señor, la pobreza de los esposos santos y la condición virginal de la Madre de Jesús. Es por ello, que el 2 de febrero  estan convocados todos los padres que en el año 2013 han bautizado a un hijo o a una hija. Al cerrar esta festividad las celebraciona natalicias, también nosotros lo hacemos con los niños y niñas nacidos en este año, y lo hacemos junto a la Pila Bautismal donde recibieron las aguas de la filiación divina.

Hace unas semanas los sacerdotes de la Parroquia se reunieron con los padres de los pequeños para preparar la celebración del proximo domingo a las 7 y media de la tarde. Estan todos invitados.

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario