mariamayo

Estamos en el mes de mayo. Todos sabemos que este mes es el ideal para recordar a nuestro Creador por la hermosura natural que nos rodea,  es más,  este mes se lo dedicamos a la más delicada de todas sus creaturas: la santísima Virgen María, alma delicada que ofreció su vida al cuidado y servicio de Nuestro Señor  Jesucristo.

Este es el mejor regalo que podemos hacerle a la Virgen. Regalar flores es una manera que tenemos las personas para decirle a alguien que la queremos mucho. A la Virgen le gusta que le llevemos flores y, también, si se puede, le podamos cantar sus canciones preferidas como el tradicional “Venid y vamos todos…”

Los niños y niñas de catequesis, como años anteriores, le han rezado “la flor” y le han regalado hermosos ramilletes que sus madres y abuelas les preparaban de los rosales y plantas del hogar. Hemos podido ver detalles de los más pequeños de nuestra comunidad… ¡como  le rezaban a la Virgen! ¡Compartían sus flores con los que no tenían…! pequeños detalles que le gustan a la Virgen en su mes.

 

Durante todo el día muchas personas vienen  a la Parroquia a visitar la Virgen Inmaculada y a recoger la reflexión del día. Este año las meditaciones giraban en torno a las palabras de Benedicto XVI sobre María.(Bajar mes mayo 2014)

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario