Ayer día 4 de junio vivimos una gran experiencia para nuestra fe. «Camino de la luz» llegó a Herencia, pisó por primera vez nuestra Diocesis en medio de nosotros. El baston que significa el apoyo en el caminar, la fuerza que viene de arriba para andar,la fortaleza divina con la que Santa Teresa cumplio su misión en «tiempos recios». El pueblo de Herencia engalano los centro que iba a acoger la reliquia de la Santa, el traslado lo acompaño un grupo de música de cámara… lo más importantes: el pueblo se volco con Santa Teresa. Ancianos, impedidos, niños, familias…. veneraron la santa reliquia.

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario