Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
     
3. noviembre, 2013Noticias Sin comentarios

1004545_546416575435909_660107757_n

COMUNICADO DE PRIMER DOMINGO DE NOVIEMBRE


Este primer domingo de Noviembre, Cáritas quiere recordar el Signo Permanente de Solidaridad, impulsado por nuestro Obispo D. Antonio Algora y destinado a la sensibilización de la sociedad y de la propia Iglesia, sobre los proyectos diocesanos de trabajo con los más excluidos, como Sin Hogar y Droga.

 

Por este motivo desde Cáritas, queremos hacer llegar a toda la comunidad cristiana, que en estos momentos difíciles, además de seguir apoyando y trabajando con las personas que viven en nuestra localidad, a través de la acogida o de talleres, no podemos relegar, sino dar alguna prioridad a los preferidos del Señor, a los más empobrecidos y excluidos de la sociedad, a los últimos de los últimos, como es el caso de las personas sin hogar o de las personas drogodependientes.

 

Así, este Signo Permanente de Solidaridad viene a recordarnos que la Comunicación Cristiana de Bienes no es algo opcional en la vida de las comunidades cristianas; y por ello la colecta de este primer domingo será destinada a sufragar los gastos de mantenimiento de la Casa de Abraham en Daimiel, del Centro Jericó de Ciudad Real, del Centro Samaría de Alcázar de San Juan, del Centro Virgen de Gracia de Puertollano y del Centro Siloé de Ciudad Real.

 

Recordar, que desde los diferentes centros que Cáritas tiene en nuestra diócesis, el pasado año fueron 1.843 las personas sin hogar, acogidas y acompañadas en sus procesos individuales de recuperación y reinserción en la sociedad, contando para ello con el apoyo de 135 voluntarios y 28 trabajadores.

 

Por otra parte, el Centro Siloé acompaña a personas con problemas de drogadicción que no tienen otros recursos a los que acudir y que aquí encuentran un espacio donde un equipo de 45 voluntarios y 13 trabajadores, acompañan las vidas rotas de tantas personas enfermas y deterioradas por la droga, ayudándoles a recobrar su dignidad como personas. En 2012 fueron 549 las personas acompañadas desde este centro.

 

Desde Cáritas os animamos a seguir apoyando este Signo y como dice la Programación Pastoral de este curso 2013-2014: “La caridad es el termómetro de la solidez de nuestra fe”, por lo que “debemos hacer todo lo posible para que aumente la generosidad de la comunidad cristiana con los empobrecidos”.

 

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario