22. septiembre, 2019Noticias Sin comentarios

32 jóvenes de Herencia, junto a otros 112 jóvenes de toda la diócesis de Ciudad Real realizaron el Camino de Santiago dentro de la séptima edición para realizar el Camino de Santiago que organiza la Delegación diocesana de Pastoral de Juventud, y que en esta ocasión salió desde Tuy, realizando la ruta portuguesa durante 7 días.

Como siempre, los voluntarios de la delegación prepararon momentos de reflexión para unir a la experiencia, de por sí ya honda, del camino de Santiago. Este año, el tema que sirvió para la profundización fueron los lugares de Jesús. De este modo, cada vez que se llegaba a uno de los destinos, la tarde se ocupaba en trabajar estos «lugares», sacando de cada uno de ellos una enseñanza de Jesús. El primer día fue Belén, con el rechazo; el segundo Egipto, con la huida; el tercero Nazaret, con la familia y sus valores; el cuarto Galilea, con la vocación de los discípulos; el quinto Betania, para hablar de la amistad y, concretamente, de la amistad de Jesús.

Para el día de la llegada a Santiago de Compostela, el «lugar» elegido para la reflexión fue Jerusalén, estableciendo un paralelismo con la entrada de Jesús. Los jóvenes, por grupos, rezaron el viacrucis, reuniéndose más tarde todos en una iglesia, donde adoraron al Santísimo expuesto. Don Alberto Domínguez, fue uno de los sacerdotes responsables que acompañaron a la peregrinación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario