28. julio, 2017Noticias Sin comentarios

Desde hace años, el campamento para jóvenes organizado por la Delegación Diocesana de Pastoral de Juventud se hace «en camino», peregrinando hasta el sepulcro de apóstol Santiago.

Este año fue del 9 al 16 de julio, para jóvenes de 16 a 25 años. Se recorrieron 116 kilómetros por el Camino Portugués, saliendo desde Tui (Pontevedra) hasta Santiago de Compostela.
«Sal de tu tierra» es el lema escogido este año para un camino que los jóvenes compartieron en las redes sociales con la etiqueta #Camino5.

Por fin, el pasado 14 de julio, el grupo de 116 peregrinos de la Delegación de Pastoral de Juventud, 19 de ellos eran de Herencia,  llegó a Santiago de Compostela tras 5 jornadas de camino.

Los peregrinos entraron en la ciudad portando, como cada año, la Cruz de los Jóvenes, testigo de todas las peregrinaciones de la juventud de Ciudad Real desde el año 2012.  Atrás quedaron varias jornadas de camino, convivencia y oración. En este sentido, el jueves antes de llegar a Compostela, el grupo celebró un acto penitencial durante tres horas, en el templo parroquial de Padrón, donde los jóvenes confesaron con los cuatro sacerdotes que les acompañaban y con el párroco de la localidad.
La noche del viernes, ya en Santiago, se reservó para la Vigilia, preparada en torno a la idea «Sal para ser sal», uniendo la experiencia del camino y la misión, sobre la que se ha reflexionado durante toda la peregrinación, recogiendo la experiencia de Abraham: “Sal de tu tierra”

Al día siguiente, los jóvenes hicieron todos los ritos propios de la meta del camino: abrazo al santo, visita al sepulcro y, por supuesto, la misa del peregrino. Tras disfrutar de la jornada en Santiago, los participantes regresaron a Ciudad Real el domingo 16 de julio, concluyendo el quinto camino preparado por la Delegación de Pastoral de Juventud.     

PORTADA

Comentarios

No se puede comentar.

Nombre:
E-mail:
URL:
Comentarios:
 Añadir comentario